PANNA COTTA DE NUTELLA

befunkyphoto-4

Hay pocos postres que siendo tan fáciles de elaborar nos proporcionen un resultado tan extraordinariamente delicioso. Este es uno de esos postres que pruebas fuera de casa y te preguntas cómo se hará porque te gustaría poder prepararlo en casa. Mi sorpresa fue descubrir lo sencillo y rápido que es de hacer. Apenas lleva tres o cuatro ingredientes y no necesita horno, lo que lo hace ideal para cuando las altas temperaturas desaconsejan encenderlo. He leído en algún sitio que la verdadera panna cotta italiana no lleva gelatina sino claras de huevo y que se cuaja en el horno al baño maría igual que el flan, pero la verdad es que también he leído y visto a  cocineros italianos preparándola con gelatina. Yo podría hablar, humildemente, de los ingredientes de la verdadera paella valenciana pero no de los de la verdadera panna cotta. Así que tanto si es como si no la receta de la verdadera panna cotta, debo reconocer que a mí  ésta me sirve.

El nombre de esta receta italiana, oriunda del Piamonte significa literalmente nata cocida. Es muy similar a un flan cremoso donde predomina el sabor de la nata y su textura se la da la gelatina y no los huevos como en el caso del flan. Se prepara con una base de nata, a la que se le añade azúcar y gelatina. Es una receta muy versátil y admite todo tipo de sabores incorporándole el ingrediente elegido, desde la clásica vainilla, caramelo salado,  chocolate, café, avellana hasta frutas como limón, fresas, naranja…  en este caso, la Nutella.

A la hora de preparar la panna cotta es importante no pasarse con la cantidad de gelatina. El resultado final tiene que quedar lo suficientemente denso para desmoldar fácilmente, pero no demasiado y sin la sensación plasticosa que deja el exceso de gelatina. Debe ser suave y cremoso, que se funda en el paladar, para ello es necesaria una proporción correcta entre la nata y la gelatina. Lo ideal es más o menos una hoja de gelatina, o 2’5g. si la utilizamos en polvo, por cada 200 mililitros de líquido.

Para servirlo, a mi me gusta utilizar vasitos de cristal (reciclo los de los yogures) o copas,  y tomarla directamente en ellos, pero si queréis  utilizar moldes o flaneras basta con  sumergir el fondo del molde en un recipiente de agua caliente durante unos segundos y saldrá fácilmente.

Vamos con la receta.

INGREDIENTES

  • 400ml de nata líquida
  • 100g de Nutella
  • 40g. de azúcar
  • 3 láminas de gelatina

ELABORACIÓN

  1. Hidratamos la gelatina en agua fría durante unos 10 minutos
  2. En un cazo al fuego suave ponemos la nata, la Nutella y el azúcar y removemos mezclando todo bien.  Cuando rompa a hervir lo retiramos del fuego.
  3. Incorporamos al cazo la gelatina y la disolvemos en la mezcla de nata caliente.
  4. Repartimos en los recipientes elegidos y dejamos enfriar. Refrigeramos unas 6 horas antes de consumir.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s