HELADO DE YOGUR Y REGALIZ

2016-07-05 14.08.46-1

Mmmm, HELADOS, así, con mayúsculas, porque el verano no sería lo mismo sin el helado. Es difícil resistirse a ellos en días de calor, como postre o a media tarde. Como siempre los sabores tradicionales, chocolate, vainilla, fresa… siguen triunfando, pero elaborar helados de sabores diferentes y algo arriesgados puede ser divertido y sorprendente. Y aunque no lo parezca, es algo muy fácil de hacer y no requiere de un equipamiento especial. Si disponemos de una heladera, genial! pero si no es así, no hay que rendirse, no es necesaria, e incluso en muchos casos, salvo que la heladera sea muy potente o disponga de compresor, resulta inútil. Si la crema del helado es muy densa, que contenga frutos secos, galletas… por ejemplo, ésta se quedará casi inmediatamente adherida a las paredes del cubo, la pala giratoria se engachará y no podrá seguir rodando, de manera que no podremos seguir con el helado. En estos casos lo mejor es disponer la crema directamente en una tarrina, cubrirlo con papel de horneando antes de poner la tapa y al congelador. Pasada una hora más o menos lo batimos mezcalando bien toda la crema. Y de nuevo al congelador. Yo repito este proceso al menos dos veces más, así conseguimos un helado mucho más cremoso.

2016-07-06 11.01.00-1

El helado de hoy es de yogur griego y regaliz roja, la de las chuches, y aparte de tener un color divino está delicioso, sin resultar empalagoso en absoluto.

Los INGREDIENTES para aproximadamente medio kilo de helado son los siguientes:

  • 250g. de yogur griego sin azúcar
  • 200 g. de nata para montar
  • 100 g. de regaliz rojo
  • 1 cucharada de miel de flores

PREPARACIÓN

Trituramos las regalices en trocitos muy pequeños.

Poner en un cazo a fuego suave la regaliz junto a la nata unos 5 minutos. En este tiempo, si el fuego es muy suave, la regaliz no se derrite pero queda muy blandita y le va dando color a la nata, de esta manera luego nos encontraremos pequeños “tropezones” de regaliz. Si dejamos que la mezcla cueza un ratito más, al final la regaliz se funde completamente y obtenemos una crema rosa muy fina.

Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Una vez la crema está fría le incorporamos el yogur y mezclamos bien hasta que la mezcla quede homogenea.

Si disponemos de la heladera, ponemos a enfriar la crema en la nevera como mínimo una hora y después en la heladera, que trabaje unos 20 minutos.

Pasamos a una tarrina, cubrimos con papel de hornear, tapamos y al congelador.

Es recomendable sacar del cobgelador  unos 15 o 20 minutos antes de consumirlo, especialmente si no lo hemos congelado en la heladera.

2016-07-09 18.34.10-1

 

2016-07-05 14.08.46-1
Así queda el helado recién sacado de la heladera, super cremoso

 

2015-10-06 13.43.43
Este es el mismo helado, pasado un tiempo en el cogelador.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s